Érase una vez… Hotel das Pessoas

A pesar de estar vacío, a pesar de estar desnudo y desprovisto de todo, a pesar de estar en ruinas y lleno de nada, sus pasillos, su escalera y su vidriera invadieron mi corazón.

 

1

 

2

 

Su vidriera desnuda, agónica, sin apenas colores y vida, aún respiraba…

 

3

 

4

 

5

 

10

 

aún respiraba… mientras el atardecer menguaba y los últimos rayos del día dejaban entrar la luz débilmente, deslizándose entre sus huecos, dándole su aliento a la dulzura y al amor… que no había muerto, sólo dormía acurrucado en silencio entre sus muros, entre sus sombras, a cada paso, en cada alcoba, en cada suspiro.

 

8

 

9

 

7

 

6

 

13

 

14

 

12

 

15

 

16

 

17

 

18

 

21

 

20

 

19

 

Anuncios

2 comentarios el “Érase una vez… Hotel das Pessoas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s